12 jun. 2011

Las dolorosas punzadas en los ligamentos desgarrados de Nabokov

Una buena amiga me manda esta foto que ha hecho en la exposición de los archivos de Kubrick que organiza la Cinémathèque Française. Es de una carta de Vladimir Nabokov al director a propósito de la adaptación que él mismo escribió de su obra maestra, "Lolita".


Produce cierto alivio comprobar que incluso un escritor de la talla de Nabokov sufría cortando secuencias. 

Todos los guionistas conocemos esa sensación.

(Gracias por la foto, Ángeles)

6 jun. 2011

Parecidos razonables

En la magnífica galería virtual de Chisholm-Larsson de Nueva York, especializada en carteles originales de todo tipo (cine, publicidad, viajes...), puede contemplarse (y adquirir) este anuncio que Ramón Casas pintó a principios del XX para JOB, una marca de papelillos de fumar.




Cuando lo vi por primera vez me vino inmediatamente a la cabeza esta otra imagen:




Y pensé que era imposible que se tratara de una casualidad. Pero que Ridley Scott se inspirara en un pintor catalán de principios del siglo XX para la imagen del personaje de Rachael, interpretado por Sean Young, resultaba no menos chocante.

Hace unos años tuve la oportunidad de conocer a David Peoples, uno de los guionistas de "Blade Runner" (y de "Unforgiven", de Clint Eastwood). Fue en un taller de guión en Evian, Francia, en el que le tuve de tutor. En la foto de abajo, Peoples es el cuarto por la izquierda de la primera fila, sentado en el suelo, con barba blanca y gafas de sol (el que está a continuación es el autor de este blog). Entre los demás retratados puede encontrarse, entre otros, a la productora Laura Ziskin, a la montadora y guionista Mary Sweeney, a la Nikita original y a la señora de Peoples y coguionista de "12 Monkeys" (pero les dejo que jueguen a identificarlos).




No está en la foto el mítico guionista Alvin Sargent ("Paper Moon", "Julia", "Ordinary People"...), que no participaba en el taller pero que pasó aquella semana con nosotros en calidad de consorte de la Ziskin. Compartir mesa durante aquellos días con gente a la que admiro tanto es una de las experiencias profesionales más gratificantes de mi vida.

Entre otras muchas cosas, aproveché para plantearle a Peoples el enigma del cuadro de Casas. Me contó que no le extrañaría nada que Ridley Scott lo hubiera manejado como referencia, que el director es un gran conocedor de la historia del arte y siempre recurre a cuadros y pintores para establecer el estilo de sus películas.

Ahora mismo estoy trabajando con otro grandísimo profesional que ha colaborado en varias ocasiones con Ridley Scott y con su hermano Tony (a ver si se me pega algo). Me refiero al director de arte Benjamín Fernández (en otro momento hablaré de lo que estamos haciendo juntos; es un verdadero lujo contar con él). También he preguntado a Benjamín, y le he enseñado el cartel de Casas, y él opina exactamente lo mismo que Peoples.

Quién iba a imaginar que un trocito de "Blade Runner" tiene denominación de origen en Cataluña.

1 jun. 2011

Donkey business

El rodaje de esta otra miniatura tuvo lugar en Galicia ("Aviones", por cierto, se rodó en interiores naturales en Barcelona). Mientras "Aviones" fue una obra planificada a pesar de su absoluta sencillez, "Donkey business" es fruto de la improvisación. Y del orujo, todo hay que decirlo.

Estaba disfrutando de unos días de vacaciones en casa de unos amigos y habíamos pasado a visitar a unos familiares suyos. Acabábamos de hacer los honores a la estupenda gastronomía local y habíamos tomado unos orujos para facilitar la digestión. La tía de mis amigos nos ofreció un café y de repente alguien sacó de no sé dónde un burrito mecánico. Yo llevaba mi cámara de fotos digital y empecé a grabar pequeños vídeos del burrito trotando por la mesa camilla. La tía de mis amigos y unas amigas suyas estaban presentes (y de hecho aparecen en la película). A todos nos hacía mucha gracia el burrito y su trotecillo.

Días más tarde, de regreso a mi casa, comencé a editar las imágenes y a dotar de lógica narrativa lo que había grabado en Galicia. Y para mi sorpresa el tono de la historia adquirió tintes trágicos. Al menos todo lo trágico que puede llegar a ser el destino de un burrito mecánico. Como las grandes películas, "Donkey business" se creó en el montaje. Sólo en eso se parece a las grandes películas. En todo lo demás se parece exclusivamente a "Aviones", con la que forma una trilogía incompleta sobre los juguetes de cuerda. O así.

("Donkey business" está dedicada a Consu y Joan, a su tía y a sus amigas, a las que agradezco muy especialmente su presencia en la película)



video